ENCIENDEN ALARMAS POR REBROTES DE CORONAVIRUS EN EUROPA