MEXICANOS LOS MÁS NECIOS PARA EL “QUÉDATE EN CASA” EN AMÉRICA LATINA