EE. UU. CON MÁS DE 4.600 MUERTES, SUPERAN LOS 200 MIL CONTAGIOS