NUEVA ZELANDA ENTRA EN CONFINAMIENTO TRAS DETECTAR TRES CASOS DE LA CEPA BRITÁNICA