CINCO MIL 700 ENFERMEROS, MÉDICOS Y PERSONAL INFECTADOS; 29 MUERTOS