GOBIERNOS CONDENAN DAÑO A IMÁGENES RUPESTRES EN OAXACA