FUNCIONARIO DE SALUD SE DIJO “IDIOTA” Y RENUNCIÓ POR VIAJE A LA PLAYA