MARINOS DE PORTAVIONES DE EEUU INFECTADOS CON CORONAVIRUS