ATAQUE A COMUNIDAD DEJA TERROR Y DESOLACIÓN