TAILANDIA CULPA CADA VEZ MÁS A LOS OCCIDENTALES POR LA CRISIS DEL CORONAVIRUS