LATINOAMÉRICA SUPERA LAS 300 MIL MUERTES POR CORONAVIRUS